El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, autorizó a la industria láctea aumentar los precios de sus productos entre un 7 y un 18% a partir de marzo.

Esa suba abarca el precio de todos los lácteos a salida de fábrica, lo que implica que cuando lleguen a las góndolas los aumentos podrían ser mayores.

 

Mientras en el sector, tamberos e industriales están embarcados en una dura contienda. Por un lado, los tamberos reclaman aumento por las subas de costos e impacto de la sequía y, por otro, los industriales del sector anticiparon que no van a pagar más por litro de leche a los tamberos. Los empresarios del sector argumentan que en los últimos tres años duplicaron el valor que pagan a los productores y que su costo laboral creció 90% en el mismo período. Los tamberos aducen, en cambio, que la industria se niega a aplicar un aumento del litro de leche retroactivo a enero y por eso pretende subir el precio de la materia prima sólo un 7% desde marzo.

 

“El sector lechero seguirá viviendo a los saltos”, así lo indicó Roberto Blousson, Gerente de Mastellone Hnos. en el marco de las Jornadas Técnicas Forratec 2012. “Hay políticas que hicieron mucho daño como el control de precios; que produjo un daño en la población. Hoy doña Rosa cree que tiene que pagar lo mismo un litro de leche que el litro de agua. Y no se da cuenta que paga el doble por un litro de gaseosa”, señaló Blousson en su conferencia.

 

“El tema de las retenciones no sabe cómo seguirá para adelante. Las modificaciones en este impuesto nos pueden cambiar los costos. Hay que saber que puede pasar esto”, advirtió el gerente de Mastellone Hnos., para luego mencionar que “el control de las exportaciones es una locura total”.