Para la tarde de hoy, está previsto comenzar con la tarea de juntar firmas en la ciudad por parte de un grupo de vecinos impulsados por Roberto Alegre, de aquellas personas que están en desacuerdo con el último incremento en la factura de agua potable.

La acción se llevará a cabo casa por casa e irá acompañada con un encabezamiento dirigido a los integrantes del Concejo Deliberante ya que lo que se busca con este movimiento es la derogación de la ordenanza que aprobó el aumento en las tarifas.

A propósito de este tema, en la jornada de ayer hubo una reunión en la que participaron concejales, el Secretario de Hacienda Municipal y el Intendente Bortolotto y su tema central fue la reacción que ha tenido el usuario de la cooperativa frente a este aumento.