Es de sumo cuidado el estado de salud de un guardiacárcel que ayer fue víctima de un criminal ataque a tiros.

Todo ocurrió en horas de la siesta en San José y Uruguay por donde caminaba Lucas Fabián Fredes (empleado penitenciario), de 23 años.

Fue en dicha circunstancia que el nombrado fue interceptado por un sujeto el que, sin mediar mayores trámites, lo baleó por la espalda. Fredes cayó al suelo gravemente herido como consecuencia de cuatro impactos en la zona superior dorsal.

Con la urgencia del caso, el nombrado fue trasladado hasta el hospital Cullen donde ingresó en condición crítica. Las horas que siguieron fueron más que dramáticas para el penitenciario que fue sometido a una delicada intervención quirúrgica, quedando luego internado en la Unidad de Terapia Intensiva.

En la investigación de este suceso la policía tomó contacto con un hombre (supuestamente vecino del lugar) que entregó a los investigadores una pistola, marca Bersa, calibre 9 mm., de la que se supone es propiedad del agredido.

Según trascendió, el arma fue encontrada en la mano del penitenciario y estaba desarmada en sus partes.

Por su parte, los policías inspeccionaron todo el lugar del hecho y se incautaron de cerca de una decena de vainas servidas, todas calibre 9 mm.

Al cierre de esta edición, el penitenciario había sido trasladado a un nosocomio privado de la ciudad, en estado grave, siendo su pronóstico de carácter reservado.

 

 

 

 

 

 

 

Danilo Chiapello

[email protected]