Estaba presa por la muerte en 2003 de su hija recién nacida. Cumplió dos tercios de la pena que le correspondía por el hecho. El hombre que la violó nunca fue condenado.

Romina Tejerina, condenada por la muerte, en 2003, de su hija recién nacida fue liberada tras cumplir los dos tercios de su condena.

La joven jujeña fue liberada ayer, en el día de su cumpleaños, del penal de San Salvador de Jujuy donde cumplía una pena de 14 años por la muerte de su hija, fruto de una violación, cuyo autor jamás fue condenado, informó el diario El Tribuno.

Tejerina, en 2002, tenía 19 años cuando sufrió la violación.

Durante el juicio, la fiscalía pidió cadena perpetua y la defensa su absolución. Finalmente fue condenada a 14 años de prisión el 10 de junio de 2005, sentencia que quedó firme en 2008.

Fuente: Télam