La demanda judicial presentada por una empresa local que realizó los arreglos en la fachada del ex Hotel Victoria, motivó gestiones del gobierno municipal ante las autoridades provinciales ya que las partidas habían sido aprobadas pero nunca enviaron el dinero.

La buena noticia es que se ha recibido una partida superior a los $200.000, para abonar la etapa ya concluida y salvar la situación judicial del municipio y con el dinero sobrante se encararía la segunda etapa que en un principio hablaba de arreglos de techos, pisos y aberturas.

Se recuerda que una vez finalizadas las obras, varias dependencias  municipales retornarían al edificio de Rivadavia y San Martín y con la posibilidad de que el Concejo Deliberante vuelva al salón Forte.