Fue condenado a cumplir 20 años de prisión por el homicidio del intendente de Vera, Raúl Seco Encina, en diciembre de 2008.

Héctor Tregnaghi lleva 3 años y medio tras las rejas.

Una comisión policial de la Unidad Regional XIX, trasladó la semana pasada a Héctor Tregnaghi desde la Alcaidía de Vera a la Cárcel de Coronda U-1, donde deberá purgar una condena a 20 años de prisión por el homicidio del intendente de la ciudad, Raúl Seco Encina, ocurrido en diciembre de 2008.

El cambio fue ordenado el jueves pasado por el juez de Ejecución Penal de Las Flores, Alejandro Tizón, y se hizo efectiva esa misma mañana, informó el sitio web InfoVera.

El oficio judicial a través del cual se tomó la medida llegó a los despachos de la Jefatura verense a las 5 de la mañana del 21 de junio. Por ese motivo, desde la conducción central se dispuso un móvil con efectivos para que den cumplimiento al cambio de destino.

Tregnaghi está preso desde el 22 de diciembre de 2008, cuando se entregó tras haber herido mortalmente al intendente de Vera, Raúl Seco Encina, en la entrada de un canal de televisión.

Raúl Seco Encina

Cambio de lugar

Hasta esta semana, estuvo preso en la Alcaidía de la UR XIX y ahora pasó a la órbita del Servicio Penitenciario Provincial, para purgar una condena a 20 años, dictada en noviembre de 2010 por el juez de Sentencia de Vera, Nicolás Muse Chemes.

El juez lo encontró a Tregnaghi culpable de “homicidio calificado por el uso de arma de fuego”, figura penal que fue confirmada por la Cámara Penal de Rafaela en octubre del año pasado.

Fuentes consultadas indicaron que si bien el destino tendría que haber sido la Cárcel de Las Flores de Santa Fe U-2, la presencia de un familiar de la víctima dentro de la órbita de ese penal como trabajador obligó al juez de Ejecución a derivarlo a Coronda.

No obstante, no se descarta que una vez avanzada la condena y en base a la conducta del reo, la defensa a cargo del estudio Paulazzo-Mohamad solicite el traslado a la Unidad Penal N° 10 de Santa Felicia, ubicada a pocos kilómetros de la ciudad de Vera, donde vive la familia del condenado.