carcel-coronda

Cuando declaró el martes en Tribunales, Cantero derramó lágrimas antes de empezar su defensa. Ese mismo día se cumplían dos años del crimen de su hijo Claudio Pájaro Cantero, ex líder de la banda de barrio Las Flores. El Ariel -como se lo conoce- dijo que no tiene contacto con su familia de origen desde hace diez años. También refirió que tiene una nueva pareja y cuatro hijos de entre cinco años y dos meses.
Tras esa declaración, sus abogados pidieron el traslado del detenido al penal de Piñero y ese planteo debía ser resuelto ayer, pero la jueza fue informada de que el Ariel había cambiado de idea, y que prefería quedarse donde estaba.

Según se supo extraoficialmente, tiene que ver con evitar que su pareja actual y la madre de sus hijos mayores se crucen en un mismo penal.

Ayer, antes de que se dirimiera esa cuestión, pasado el mediodía, Camporini salió en medios radiales a responderles a los abogados que plantearon una detención “por portación de apellido” y “con elementos ausentes hasta para indagarlo”. El funcionario planteó que hay pruebas como para “en su momento, procesarlo”, más allá de que eso será decisión de la jueza Rodenas, dentro de unos diez días. Además, tiró por tierra con la versión de la falta de contacto del Ariel con sus hijos, al decir que la fiscalía cuenta con escuchas en las que sí se da cuenta de un contacto y que “no era una persona que recibiera órdenes”.

Cantero, de 50 años, fue detenido el viernes pasado, mientras circulaba en un carro tirado a caballo, en barrio Moderno. Está sindicado como un miembro de la banda que lideran sus hijos: uno muerto, otro detenido y un tercero (Ramón “Monchi” Machuca, de crianza) que permanece prófugo.

.

.

.

.

.

Fuente