Colón celebra un nuevo aniversario de su fundación, que se produjo el 5 de mayo de 1905. Luego de un 2014 muy complicado, tanto en lo deportivo como en lo económico, la entidad rojinegra festeja nuevamente en Primera División con la esperanza de un futuro aún mejor.

colon
El Club Atlético Colón celebra 110 años de vida y lo hace jugando en Primera División, categoría en la que se acostumbró a permanecer luego del ascenso concretado el 29 de julio de 1995. Si bien es cierto que en el 2014 le tocó descender a la “B” Nacional, fueron apenas seis meses los que disputó en la segunda categoría del fútbol argentino.
A lo largo de toda su historia, Colón siempre estuvo vinculado con la pasión, pero también con el sufrimiento. A esta legendaria institución la hizo grande sus hinchas que siempre se caracterizaron por la fidelidad a la hora de alentar al equipo, en la circunstancia que sea.
Un poco de historia
Colón fue fundado el 5 de mayo de 1905 por un grupo de jóvenes amigos cuya pasión era jugar al fútbol y lo llamaron Colón Football Club, ya que uno de ellos estaba estudiando la historia del descubrimiento de América. Su primera ubicación fue un terreno baldío situado entre las calles Moreno y Córdoba (actual Juan De Garay) y era conocida por todos como el Campito.
En 1912 se conforma formalmente la Comisión Directiva, lo que significó un paso previo para que un año más tarde el club se afilie a la Liga Santafesina de Fútbol en donde comienza a competir en 1913 siendo campeón. Por su parte, en 1920 el club adopta el nombre de Club Atlético Colón.
El club se afilió a la AFA en 1948, y en 1965 ganó por primera vez el ascenso a la Primera División, convirtiéndose así en el primer equipo de Santa Fe en ascender a la máxima categoría del Fútbol Argentino. Colón es también el equipo santafesino que más años consecutivos logró mantenerse en Primera División (19 años) y fue el primero y único de la ciudad en participar de Copas Internacionales.
Pero más allá de los datos mencionados, lo que está claro es que Colón es pasión y calor. Alegrías y tristezas, sentimientos que se expresan a flor de piel cada vez que la sangre luto pisa un campo de juego.
.
.
.
.
.
.
.
Fuente