Ayer por la tarde, alrededor de las 18 horas una vecina de la Cortada Reutemann, en la zona norte de la ciudad vivió una situación similar a la que contamos también esta semana, con un hombre muy amable y educado que se acerca a personas grandes y les hace “el cuento del tío” para sacarles dinero.

El hombre que se trasladaba en un auto gris tenía una carpeta y se identificó como operario de la Coserco y que estaba presente en el lugar porque se había detectado una pérdida de gas y que necesitaba 5 mil pesos para el material.

La vecina logró disuadir al intruso que se fue sin lograr su cometido ya que la misma le dijo que no tenía dinero y que llamaría a Coserco para financiar el trabajo.

Luego con la ayuda de una vecina llamaron al Comando Radioeléctrico y a la cooperativa para cerciorarse sobre lo sucedido, que por supuesto era un cuento.

tio