En la misma línea de la autocrítica que había realizado ayer el concejal oficialista Claudio Minetto, el radical Ricardo Ramírez se expresó respecto a los problemas de la actual gestión para prestar los servicios en la ciudad.

“Es lo que uno viene diciendo desde hace un tiempo con respecto a los servicios públicos porque era lo que hizo hincapié el intendente en su campaña. Uno tiene un poco de experiencia en el trabajo legislativo y se da cuenta que el momento para decirle al intendente las cosas es cuando lo tenemos reunido con su Ejecutivo. Las reuniones no fueron pocas. Uno ve una ciudad muy complicada con el tema servicios, la Costa está destruida y los barrios desordenados” deslizó Ramírez.

“Yo les decía a los ediles que en invierno uno puede dibujar con la obra pública pero para el verano hay que prepararse, había que comprar motoguadañas, este detonante de dar vacaciones en pleno enero es una cosa de locos” agregó el concejal.

“El Ejecutivo hizo un esfuerzo muy grande para mantener los sueldos al día y se tiene que buscar una señal del empleado para coordinar eso. Sabíamos que iba a haber tormentas, todas esas cosas hay que preverlas. No ha habido coordinación. El intendente tendría que hacer un reordenamiento en distintas áreas. Ya pasó un año que gobierno y hay sectores que dejan mucho que desear. En la Secretaría de Obras Públicas hay cuatro personas abajo del Secretario, hay una mala coordinación pero no quiere decir que tenga que saltar el encargado. No soy quién para decirlo” finalizó el radical.

Además, Ricardo Ramírez anunció algo que podría pasar por la tarde para la ciudad. Además de lo que el intendente fue a buscar a Santa Fe (3.500.000 pesos para el basural) habría un aporte para forestación que ronda los 40.000 pesos.