La Biblioteca Popular rechazó hoy en conferencia de prensa el ofrecimiento que hizo el Municipio para “seguir negociando” con las autoridades para lograr un consenso para conseguir una empleada que trabaje en la institución.

“En enero vamos a seguir con la Biblioteca cerrada y en febrero veremos. Apostamos al diálogo y haremos una contrapropuesta” concluyó la presidenta Ana Cavallo.

“En enero siempre cerramos por una cuestión de las licencias del personal pero también quiero hacer mención a un comodato que data de 1997 que ya funcionaba cuando el intendente era Oscar Romagnoli. Ya en aquel entonces había una relación entre la Biblioteca y la Municipalidad. Era imposible para nosotros en aquel momento pagar una empleada y todas las cargas sociales y más aún ahora” dijo Cavallo.

El intendente Romagnoli en aquella oportunidad decidió costear una empleada a cambio de ceder la oficina de Turismo que es propiedad de la Biblioteca. A mediados de octubre de este año ya había una persona del Municipio trabajando y haciendo tareas municipales. “Nunca nos avisaron del cambio y tampoco supimos por qué sacaron a las dos chicas que estaban antes” deslizó la presidenta de la institución.

“Frente a esta situación y ante el comodato que tenemos entre las instituciones, cuando una de las partes no cumple, el convenio se cae.  Convocamos a una reunión de Comisión con el Secretario de Gobierno donde planteamos la situación. Ante no tener comunicación sobre la continuidad de la empleada nos animamos a abrir en enero. Nunca nos dijeron que cesaba el contrato. Fuimos lunes, martes y miércoles de esta semana y nos atendió Mato. Necesitamos que continúe Micaela Almada (la empleada) que había hecho un gran esfuerzo y se nos dijo que por cuestiones presupuestarias no iba a continuar. Antes de ayer enviaron una nota sin fecha ni firma ni avales del intendente en la que ofrecieron 6.000 pesos de subsidio a partir del mes de febrero. Esto no nos permite afrontar una empleada” finalizaron en la conferencia de prensa.