La Biblioteca emitió esta semana un comunicado en el cual informaba que “por cuestiones ajenas a su responsabilidad” debían cerrar sus puertas “hasta nuevo aviso”.

La problemática radica en el vencimiento de un contrato de una joven que trabajaba como administrativa en el lugar a la cual no se le renovará su vínculo con el Municipio. Por eso, el gobierno local decidió proponerle a la institución recibir un dinero que ascendería a unos 6.000 pesos para que sea la propia Biblioteca quién contrate el personal.

“La Biblioteca hace unos veinte años viene contado con personal municipal, que ha colaborado en atención al público gracias a un convenio que existe por el uso de la Oficina de Turismo. Teníamos dos empleadas que era necesario redestinarlas a otras áreas, por ejemplo en compras o al  obrador más que nada por la obra de La Chufilla. Incluso hasta hubo pedido de las mismas empleadas para poder seguir creciendo en su carrera municipal” adelantó el Secretario de Gobierno, Juan Mato.

“Ellas necesitan estar dentro de la estructura escalafonaria para poder ascender. Así fue que en el último tiempo destinamos una persona que tenía contrato por tres meses y eso terminó. Ahora proponemos un aporte económico mensual para que la Biblioteca decida sobre él. Serían unos 6.000 pesos” agregó el Secretario Institucional.