Florencia Barbero, docente en la Universidad Católica de Córdoba, especialista en química y suelos desde hace 37 años mantuvo un contacto telefónico en la mañana de hoy con “Coronda Registrada” para analizar las causas que provocan los anegamientos e inundaciones en campos de la zona.

“El problema es complejo y se da por varias causas. Primero llueve más, y segundo, se ha expandido la frontera agropecuaria a lugares donde antes existían montes o pasturas. Por otro lado se suma el monocultivo de soja, se siembra sólo en verano y en invierno se deja el suelo desnudo. Con las lluvias invernales rompen al impactar con la superficie del suelo, se tapan los poros y el suelo se impermeabiliza” comenzó a analizar la especialista.

Barbero, además, detalló la situación de las napas. Que estén altas “responde a las mayores lluvias, y si tenemos el suelo que no está cubierto con cultivos las napas se recargan un montón  ascienden o en algunos casos afloran. Hay un mal manejo a nivel de cuencas, no hay canales de desagües, el agua está inundando el terreno y los cultivos se mueren. Esto pasa en varias provincias. En Santiago del Estero y el Sur de Córdoba están muy comprometidos, hay suelos que no se van a poder sembrar más, hay que esperar que las napas bajen, lo mismo pasa con la provincia de Santa Fe. Se desalinizan y solidifican los suelos por el ascenso de las napas, ni hablar cuando ese agua se va a las ciudades”.

“La cuestión pasa por una ecuación económica. Con la quita de retenciones los productores han vuelto a cubrir sus suelos durante el invierno pero también hubo un concepto equivocado durante doce años que decía que para acumular agua tenía que haber barbechos, ese es un concepto equivocado que ya fue corregido, se recomienda tener cobertura con otros cultivos de cobertura como trigo, avena, cebada o centeno. Estos cultivos abren poros para que el agua pueda penetrar” agregó la docente.

La especialista expresó lo más llamativo sobre el final de la entrevista al decir que los gobernantes no los consultan. “Yo fui a dos reuniones en el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Córdoba pero no a nivel de Gobierno. En el momento de tomar las decisiones, el gobierno no consulta a especialistas, sí nos llaman los productores. ¿Si la forestación de los campos va a resolver el problema? Yo creo que no lo va a solucionar de fondo, uno no puede hacer un monocultivo de soja y tener una hectárea de árboles para que resuelvan los problemas, es un trabajo en conjunto. Lo importante es hacer una gran labor de concientización en los productores, un cultivo estival sembrado sobre un cultivo de cobertura tiene mayor rendimiento que sobre un suelo desnudo, siempre hablando de siembra directa” finalizó.