Calle Melchor Martínez en su intersección con Santo Tomé fue el eje de las quejas de los vecinos en la mañana. En nuestro trabajo cotidiano el móvil de la radio dialogó con vecinos que ya no aguantan los olores nauseabundos que provocan los desechos cloacales.

Los vecinos ya hicieron reclamos en la Municipalidad y Coserco pero no obtuvieron respuestas. Por eso, como es costumbre acudieron a los medios de comunicación para intentar llamar la atención de las autoridades.

A esto se suma la acumulación de agua de lluvia que imposibilita el paso de los vehículos y peatones

normalmente.