El Centro de Jubilados Nacionales de Coronda vive horas de definiciones. Es que la Inspección General de Personas Jurídicas tiene que resolver quien será el normalizador de la institución luego de conocerse la semana pasada un documento en el cual se decretó la “ineficiencia de la asamblea y los nuevos directivos” por falta de rubrica de la documentación.

Según consta de parte de los denunciantes, un grupo de estos solicitaron los papeles y no encontraron eco de los dirigentes. Se le solicitaron los libros pero rubricados porque si no carecen de valor. “El procedimiento fue excelente y muy claro ya que se solicitó por escrito que la Comisión manifieste si existían los libros y la documentación. (…) Si bien el presidente del Centro hizo su descargo también acompañó actas, se presentó un libro de asociados pero estos papeles no se encuentra rubricados. Ahí es donde se determina que son ineficaces los documentos” dijo la representante legal de los asociados denunciantes, la Dra. Carmen Urquijo.
“La Normalización sirve ara complementar los requisitos y la IGPJ tendrá unos diez días para nombrar a alguien. Los miembros de la Comisión Directiva pueden apelar y si no tienen lugar se demoran los tiempos. Por eso esperamos que sean conscientes y tengan buena actitud” agregó la abogada.