Las autoridades de la provincia de Santa Fe ofrecen un millón de pesos como recompensa por datos sobre el paradero de Joaquín Pérez, un hombre acusado del homicidio en ocasión de un robo al que liberaron por error en la cárcel de Coronda.

Según la Resolución 0287, que se conoció esta semana y fue firmada por el ministro Ricardo Silberstein, la recompensa “se distribuirá entre aquellas personas que aporten datos útiles, relevantes y decisivos” para dar con el paradero de Joaquín Pérez, de quien no se sabe nada desde que el 19 de junio pasado cuando egresó del penal.

Luego de haber estado detenido durante tres años por el cargo de  “robo calificado”, el imputado fue liberado. Sin embargo, desde el penal
no tuvieron en cuenta que también está acusado del “homicidio en ocasión de robo” de un comerciante en la localidad de Granadero Baigorria, ocurrido el 30 de octubre de 2014.

En lo que las autoridades consideraron como “un error inadmisible” los directivos penitenciarios no se percataron de la acusación por el crimen instruida por el fiscal Pablo Pinto.

El crimen tuvo como víctima a un comerciante de 34 años quien murió luego de haber sido baleado en un intento de robo a su negocio en horas del mediodía. Edgardo Giménez, de 34 años, resistió a tiros un asalto mientras atendía su local “El Palacio de la Porcelana”, en Granadero Baigorria.

FUENTE: INFO MAS NOTICIAS

carcel