Este fin de semana nuestra zona costera volvió a mostrar varios problemas que deben si o si solucionarse para los próximos, si queremos brindar una alternativa turística importante de fin de semana.

Todo lugar que brinda bondades turísticas, debe tener necesariamente los servicios municipales permanentes, en favor de un ordenamiento lógicos y razonable que muestren un trabajo serio a la hora de proyectar un crecimiento en esta área.

El regador con mayor frecuencia en la zona costera, inspectores de tránsito en el ordenamiento vehicular, sanitarios adecuados, semáforos e indicaciones de tránsito, que no dejen nada librado a la interpretación particular de cada uno de los asistentes y cuestiones artísticas para poner de manifiesto tanto en Costanera como en Carancho para que la gran concurrencia tenga motivos para llegar y quedarse en determinado tiempo.

En fin, seguiremos soñando en voz alta y esperando que esto no se tome como un mensaje en contra de alguien, simplemente es una crítica constructiva sobre una realidad que se viene dando temporadas tras temporadas y nos vemos un mejoramiento en las condiciones que tenemos que ofrecer a nuestros visitantes. ASI CORONDA NUNCA VA A SER UNA CIUDAD TURÍSTICA.