En la mañana de hoy, dialogamos con nuestro corresponsal galvense, Jorge Vivas, quien brindó detalles sobre el caso de Emiliano Arri, el joven muerto en el boliche bailable.
El pasado viernes por la mañana, se procedió al allanamiento de cuatro domicilios en forma simultánea, dos en nuestra ciudad, uno en Arocena, y el restante en la ciudad de Gálvez, ordenados por el fiscal Nessier, quien afirmó: “Estábamos esperando la culminación de medidas probatorias, como las declaraciones de cincuenta testigos, imágenes de las cámaras de seguridad, y principalmente, los resultados de la autopsia, que confirmaron que se trató de una muerte violenta producida por la fuerza ejercida sobre Emiliano”. Fue por esto que “decidimos la detención de las personas que habrían participado del hecho.
Los cuatro implicados, se desempeñan en tareas de seguridad, y uno de ellos, pertenece al servicio penitenciario. Son JPR de 39 años y CSO de 37 años, ambos oriundos de Coronda; JPO de 36 años de Arocena; y CDS de 31 años con domicilio en Gálvez.
En el día de ayer, se procedió a la audiciencia imputativa, “donde se los informó, sobre los hechos que se le atribuyen” afirmó Nessier.
El fiscal imputó a JPR como autor del delito de homicidio doloso, mientras que a los otros tres hombres se les atribuyó el delito de homicidio doloso pero en calidad de partícipes necesarios.
El próximo martes a la tarde –en horario a confirmar– se realizará la audiencia de medidas cautelares en la que el fiscal de Homicidios del MPA solicitará la prisión preventiva de los cuatro hombres imputados en la mañana. La pena prevista para el cargo de homocidio doloso es de entre 8 a 24 años.
Jorge Vivas afirmó, además, que fue fundamental para el avance de la investigación, el compromiso asumido por el Gobernador Miguel Lifschitz en una de sus visitas a la ciudad de Gálvez.
A partir de las declaraciones de los imputados, pueden sucederse nuevas derivaciones en el caso, involucrando a otros. Comenzarían entonces, nuevas investigaciones.