Varias familias que viven desde hace mucho tiempo en todo lo que es el terreno que rodea a la estación de trenes de nuestra ciudad, se vieron sorprendidos en la mañana de hoy por la visita de quienes dijeron ser un abogado representante de la empresa Belgrano cargas, una oficial de justicia y dos uniformados, para notificarlos verbalmente de que se estaría iniciando un juicio de desalojo de todas las viviendas del lugar.

Estuvimos allí entrevistando a los vecinos, quienes expusieron su preocupación al aire por la forma en que se dirigieron los visitantes a ellos y relevando los datos personales de los ocupantes de las mismas.

Uno supone que lo hicieron en forma verbal porque no tenían los datos personales de las familias habitantes y vinieron en primer término a buscar esos datos, que si es como dicen los vecinos, servirán para la conformación de esas notificaciones judiciales.

Rápidamente se pusieron en contacto entre ellas y en las próximas horas se comunicaran con el municipio, otras autoridades políticas, defensoría del pueblo para buscar el asesoramiento y el apoyo necesario que necesitan ahora para defender estas viviendas que ocupan desde hace muchos años.

La pregunta que cabe ahora es la siguiente: ¿la idea será desalojar todas las viviendas construidas a la vera de las vías?

Recordemos que existen cientos de hogares en estas características y si se mantiene firme la decisión de esta empresa, generaría un tremendo drama social en la ciudad.