En el día de hoy, en diálogo con nuestro móvil, el vicepresidente del Club La Pepita, Mario “El nene” Cáceres, dió su versión de la ruptura que se generó en la Institución y que generó el alejamiento de Oliva, quien pretende construir un complejo de fùtbol infantil en el Barrio “Estrella Roja”

Oliva había dicho días atrás, que se alejó de La Pepita por diferencias con los dirigentes. Adjudicó este alejamiento a la falta de compromiso de la dirigencia, que supuestamente no pagaba los seguros para sus jugadores, y que, de hecho, no brindaba las condiciones necesarias para el entrenamiento. “Tuvimos que armar un té bingo para poder juntar plata y pagar los seguros, e incluso teníamos problemas para entrenar, porque no nos prendían las luces para nosotros y sí para las divisiones superiores”

A propósito de esto, Cáceres expresó: -“Yo me enteré, que este señor (Oliva) cuestionó cosas que nada que ver”. Y continuó “Oliva y Olmos se acercaron al Club, con una buena espectativa para los chicos, manifestando querer hacer una subcomisión. Se organizaron, juntaron a los padres, e hicieron una serie de cosas buenas para los chicos, donde no tenemos nada para criticar, pero falló en una parte en donde yo le había dicho que toda la información debía ser dada al Presidente, quien debe saber todo lo que se hace en el Club”

La falta de comunicación entre la subcomisión y la dirigencia, fué generando diferencias. Como la organización de un té bingo, de la que la dirigencia del Club no obtuvo información en cuanto a la recaudación, y una rifa, sin consultar al Presidente.
En este sentido, Mario expresó: -“Se cortaron solo, no nos daban información. Yo les había dicho que todo lo que tenían que hacer en nombre del Club, debían dar conocimiento a la comisión directiva.”

Uno de los motivos del alejamiento de Oliva de la Institución, había sido el hecho de que los jugadores no estaban asegurados, y pudieron obtener seguro sanitario solo luego de la organzación del Te Bingo que él organizó. Pero en este sentido, Mario Cáceres, dijo que los jugadores sí se encontraban asegurados por la Liga.
“Los chicos están asegurados por La Liga. Todo esto viene con un problema que tuvimos en el ùltimo partido que aprovecho para aclarar: Hubo problema con el padre de uno de los chicos. porque se dice que no entré a la cancha cuando el chico se lesionó, pero eso fué porque en el primer tiempo entré a auxiliar a uno de los jugadores, y el arbitro me impidio volver a entrar, entonces quedamos en que ingrese el auxiliar del Club adversario, porque yo no estaba habilitado. Despues, ocurrió la lesión en el segundo tiempo, y no pude entrar en la cancha, entraron los demás auxiliares, pero cuando vi que no se levantaba el chico yo también entré, y ahí empecé a recibir insultos de los padres, porque no había entrado antes.”

Por último, dijo que, ni bien empiece el nuevo año, se va a convocar a todos los padres del plantel de inferiores, para diagramar la pretemporada y dejar todo en claro con relación a este tema. Y que como siempre, La Pepita, se ocupa de la mejor manera, de sus jugadores y sobre todo de las divisiones inferiores.