La Empresa Provincial de la Energía (EPE) confirmo esta tarde que pidió al gobierno santafesino que autorice una suba de 15,8% de la tarifa desde el mes de febrero, en virtud del alza en costos operativos.

De confirmarse esa suba, y en caso de aplicarse automáticamente sobre el usuario el aumento de 31% que la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) le generará a EPE en modo gradual desde diciembre, la luz en la provincia de Santa Fe subiría cerca de 45% desde el segundo mes de 2018.

Fuente: Sin Mordaza