Visitó nuestros estudios Marcelo Colombo, quien dejó conceptos claros acerca de la nueva reforma provicional promulgada en el día de hoy, y que perjudica directamente a los jubilados nacionales.

Comenzó haciendo un análisis histórico del perfil que tienen este tipo de medidas, a las que califió como “neoliberales”, y opinó que se persigue en última instancia la desfinanciación de la ANSES: “Esta idea que se plantea es de un proyecto neoliberal. Como lo fue el de Carlos Menem, que dejó sin chances de jubilarse a mucha gente, con la implementación de las jubilaciones privadas, las AFJP. Y el objetivo de este gobierno es que se vuelva a un sistema privado de jubilaciones”- sentenció Colombo.

El sistema privado de jubilaciones, AFJP, dejó sin posibilidad de jubilación a muchos adultos mayores, que recuperaron su derecho con el Gobierno Kirchnerista, que trasladó los fondos de las AFJP a la ANSES. “El gobierno anterior, con la ANSES, incorporó a muchos jubilados que habían perdido la posibilidad de jubilarse, por la creación de las AFJP, pero también dejó a buena parte de los jubilados que habian hecho juicio por reacomodamiento de sus haberes, y dejo esperando a quienes esperaban una recomposicion salarial, que son el %10 de los nuevos jubilados. Paralelamente, el Gobierno anterior tomó la decisión de jubilar a mucha gente que no había hecho aportes, aunque eso no significa que esos 3,5 millones de nuevos jubilados no hayan trabajado. Pueden haber trabajado en negro toda la vida, o pueden haber sido victimas del modelo de Menem que dejó sin posibilidad de jubilaciones”.

Marcelo tildó a este Gobierno de impopular, por tomar medidas que perjudican a los que menos tienen: “Este Gobierno está tomando medidas impopulares desde el inicio. Porque no solo es tomar medidas contra los que menos tienen, sino beneficiar a los que más tienen. Este Gobierno quitó retenciones al campo, a las mineras, eliminó impuestos al champagne y a la renta financiera. Este tipo de cosas generó una desfinanciación de las arcas estatales, que hoy llevan a la necesidad de un ajuste por el lado más debil, quitándole plata a los jubilados”.

Además, consideró que esta medida es anticonstitucional. Porque signfica un retroceso de un derecho adquierido, y eso va a derivar en innumerables juicios contra el Estado.

Si el haber del jubilado deja de ser calculado por el suelo de los activos, y pasa a ser en un %70 calculado por la inflación, se depende de una inflación que no es la que le corresponde a un jubilado, que gasta su dinero en comida y medicamentos, donde estos ultimos aumentaron un %500, más que otros rubros que competen a la mayoría de los ciudadanos.

Colombo opinó que este tipo de medidas solo genera desocupación y miseria, ya que el dinero que se saca a los jubilados, es dinero que se pierde del circuito del mercado. Los jubilados utilizan sus aportes en necesidades de primer orden, y en ese sentido, “pierde el almacenero, el verdulero, el publicista, y todo aquel que tenga un comercio”.

También opinó sobre los actos de agresión que se sucedieron: “Los actos de agresión solo sirvieron para culpabilizar a aquellos que se oponen a esta ley. Pero detrás de sos violentos había miles de personas que pedían pacíficamente”.