La esquina de Moreno y Belgrano, viene con problemas desde mucho antes que comenzara la obra integral del barrio La Chufilla y cuando empezó la misma, los vecinos creyeron que en pocos días se solucionaría el problema. Pero a pesar del tiempo que ha pasado, la solución sigue sin arribar, primero la boca de tormenta estaba en un nivel superior al de la calle, luego, con los trabajos se rompieron algunos caños, y siempre así.
Además, se corto en varias oportunidades el tránsito vehicular, cada vez que llueve en buena medida a mitad de cuadra es una laguna, y por lo que muestran las fotos que usted ve, el problema sigue intacto y da lugar a que los vecinos sigan con los interrogantes.

Alguna vez, explicará alguien del Municipio, ¿cual es el verdadero problema de ese lugar?
Los vecinos esperan una solución.