En diálogo con Santiago, uno de los guardavidas de la ciudad, nos informamos acerca de la actividad del Balneario “Carancho Triste”.
La temporada actual se extenderá hasta el 11 de marzo, aunque la zona arenada va a depender exclusivamente de la creciente del río. Informó además, sobre diferentes capacitaciones realizadas a lo largo del año, apuntando claramente al servicio que debe brindar una playa que recibe tantos visitantes sobre todo los fines de semana. En dichos encuentros se brindó información sobre técnicas de RCP y peligrosidad de ofídeos, entre diversas temáticas que atañen a la actividad de la playa.
También señaló que sigue en ellos el descontento por la decisión del municipio de haber desmantelado el mangrullo que ellos mismos habian diseñado para seguridad del bañista y de ellos mismos. Y dejó en claro que ojalá esta situación se analice y se corrija para la próxima temporada. En este sentido, expresó: “Hubo una discordia entre las dos partes, y no se llegó a un acuerdo. No sabemos cual fue el problema. Nos dijeron que contaminaba visualmente y que ahí iban a construir juegos para chicos”.
En su lugar, el municipio construyó un puesto en un lugar más próximo al río, que en estos momentos esta siendo tapado por la creciente del río.