Si bien es notoria la crecida que viene teniendo el Río Coronda, llegando ya practicamente al mismo nivel de la calle en el camino costero que une la toma de agua, con Punta del Este, seguramente el viento del sector este que tuvimos en este domingo que pasó, aceleró en algunos sectores, la llegada de agua a la calzada.

Algunos vehículos se animaban a pasar, pero, si el río sigue creciendo, con el paso de las horas, el tránsito puede llegar a cortarse totalmente.
Las imágenes también muestran la muy poca playa con arena que queda en el balneario Carancho Triste, el único lugar que por estas horas le brinda al corondino y al visitante, la alternativa de disfrutar de algunas horas en el balnerario, ya que la costanera ha perdido totalmente, bajo el agua, el sector arenado, y ahora solo se puede disfrutar de la arena que se encuentra en el solarium.