El hogar de menores cambió de casa, y su directora Raquel Zárate se mostró conforme: -“Estamos muy contentos de haber conseguido esta Casona. Amplia y cómoda para los chicos”.

El hogar se mudó porque se terminó el contrato con la propiedad anterior, y además, era peligroso para los chicos por su proximidad a la ruta.
Por la ubicación de esta nueva propiedad, calle 25 de Mayo al 1300, los chicos están próximos a puntos céntricos de la ciudad, donde pueden desarrollan sus actividades diarias sin problemas, como deportes en el Club Miseria, o diferentes disciplinas como Tela, Gimnasia deportiva, y Natación, en la Mutual de Socorros Mutuos.

Actualmente, el hogar cuenta con 14 niños, que se encuentran en un proceso de adaptación. En este cambio, también los vecinos recibieron a los chicos de buena manera: “Estamos adaptándonos, tratando de que los vecinos tambien se sientan cómodos”. -expresó Raquel.

Raquel informó que el hogar recibe donaciones de ropa y canzado durante todo el año, y que en esta época, ante el inminente comienzo de las clases, necesitan útiles escolares. El año pasado, la institución recibió la donación de una gran pileta, que aún hoy los chicos están usando.

Con respecto a la función del hogar, Raquel expresó que “Los chicos hacen una vida normal como cualquier otro. Ellos no tienen la culpa de que los adultos familiares no cumplan con sus necesidades”.