Ante la inquietud de una familia cuyo hijo de 4 años no había podido iniciar el ciclo lectivo en el Jardín 93 “Amanda Arias de Clotet”, nos acercamos hasta la Institución, que nos brindó su versión de lo ocurrido.
Según lo informado por una maestra de la Institución, más de 44 chicos quedaron “en espera” sin poder comenzar con las clases, por integrar una sala de 4 años recientemente construida que se encuentra aguardando la creación de cargos docentes.
Por su parte, la madre del chico en cuestión, Claudia, está cumpliendo prisión domiciliaria, y por este motivo inscribió a su hijo mediante la mediación de una vecina, sin embargo, alegó que dicha inscripción se realizó en tiempo y forma y que recibió uno de los primeros numeros para el ingreso del chico a la sala.
El problema ocurrió cuando llegó el día de clases, y su hijo no pudo ingresar, ya que una maestra del lugar le comunicó que su hijo pertenecía a una sala que debe esperar la creación de cargos docentes. Y según esta madre, la maestra le dijo: “Total en tu situación vos podés esperar un año más porque no podés salir”.
Lo cierto es que, desde la Institución informaron que no se trata de un caso de discriminación, ya que 44 chicos se encuentran en la misma situación, aguardando por la resolución del Ministerio de Educación, la creación de cargos docentes para una sala de chicos de 4 años que acaba de construirse.