El pasado viernes, habíamos tomado conocimiento de la situación de una familia cuyo hijo de 4 años no había podido iniciar el ciclo lectivo en el Jardín 93 “Amanda Arias de Clotet”.
Su madre Claudia, se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria, y en diálogo con nuestro medio, expresó que su hijo había sido discriminado, ya que había sido inscripto en tiempo y forma y sin embargo no se le permitía el comienzo de clases porque “el cupo ya estaba completo”.
Las autoridades del Jardín expresaron al respecto, que la sala de 4 años estaba recien refaccionada, y se estaba al aguardo de la creación de cargos docentes para la misma. Por este motivo, tanto Thiago como otros 43 chicos, se encontraban en una situación de espera.
Pero parece que todo llegó a un acuerdo, y hay un final feliz. En la mañana de hoy, Claudia, en dialogo con nuestro movil, nos informó que “Me llamaron y me dijeron que hubo un traspapeleo” Y por eso, su hijo que contaba con un número bajo en el cupo, va a poder empezar con las clases.
De esta modo, la historia termina de la mejor manera: “Thiago va a poder empezar con las clases esta tarde, y está muy contento” expresó Claudia.