En el día de hoy, se inauguró el Acueducto Desvío Arijón, que abastecerá de agua potable a la localidad homónima, Santo Tomé, y Sauce Viejo.
Las obras comenzaron en 2011, y significaron una inversión de $800 millones de pesos.
Con este acueducto, los ciudadanos podrán disponer de agua procesada obtenida del río Coronda, y no ya por la perforación de napas, como se hacía hasta el momento en la localidad.
El acto fue presidido por el Gobernador Miguel Lifschitz, El Ministro de Infraestructura y Transporte Ing José Garibay, el Presidente de Aguas Santafesinas Ing Sebastian Bonet, las Diputadas Provinciales Victoria Tejeda y Clara García, la Intendente de Santo Tomé Dr Analía Cuesta, el Secretario de Obra y Saneamiento Arnaldo Zapata, Pte Comunal de Larrechea, Roberto Giraudo, el Pte Comunal de Gessler Juan Pablo Alarcón, y el Pte Comunal de Desvío Arijón, Julio Gomez
El ingeniero Garibay tomó la palabra al expresar: “Estamos saldando una deuda de años, con una obra monumental desde el Río Coronda hasta Santo Tomé, y hoy se acorporan a esta red las localidades de Sauce Viejo y Desvío Arijón”. Y concluyó: “Esto es parte de la política de Estado que hace 8 años tomó la idea de llevar el agua potable a toda la Provincia”.
En total, se proyectaron 11 acuaductos, y en la actualidad ya se construyeron 3: En Reconquista, en Rosario y Desvío Arijón, con una planta potabilizadora que toma agua del río Coronda.
Luego tomó la palabra el Pte Comunal de Desvió Arijón: “Hoy para nosotros es un acontecimiento muy importante, porque esta obra empezó en el 2011, por donde pasaron los gobiernos de Binner, Bonfatti y Lifschitz, inaugurando este primer tramo, donde tambien se beneficiara Sauce Viejo y Santo tome” y explicó que la localidad ya contaba con una cisterna, que era abastecida mediante bombas, y que llevanab agua a Desvío Arijón y Barrio “El Caima”, pero el consumo era superior a lo producido, procovando problemas de abastecimiento y calidad.
Miguel Lifschitz, se dirigió a todos los presentes expresando “Hoy es un dia en el que damos un gran paso en este trabajo del que hablaba el Ingeniero Garibay, que empezó en 2011 y tiene como meta garantizar a todos los santafesinos tener acceso al agua potable de calidad y en cantidad suficiente”. Además, informó que en los 4 años de su gestión, se inviertieron más de 600 millones de pesos en acuaductos.
El Gobernador fue determinante, al expresar que “Aguas Santafesinas le daba servicio a solo 15 grandes ciudades, de 363 que tiene la Provincia, y la idea es que cuando terminemos este proyecto, Aguas Santafesinas le otorgue el agua a la totalidad de las localidades, para que la distribución que las hagan las Cooperativas o los Municipios, permitiendo, al igual que con la electricidad y la EPE, tener una tarifa plana del agua en todo el territorio, que es algo que hoy no ocurre, donde en muchas localidades se paga mucho mas el agua que en otras ciudades”. Estas últimas palabras parecen a medida de nuestra ciudad, donde el precio de la boleta de agua, comparado con otras localidades, es notablemente superior.