Durante horas de la siesta y también durante la noche, en el acceso a autopista, se llevan a cabo “picadas” de motos con caño de escape libre, que producen un ruido ensordecedor y colman la paciencia de los vecinos del lugar.
En diálogo con nuestro medio, Roberto informó acerca del malestar que ocacionan este tipo de actividades en horas de descanso: “Corren picadas y lo hacen en horas de la siesta, como asi también en la madrugada, cuando necesitamos dormir”.
El escenario para realizar esta actividad, es el acceso a autopista, que se presenta como el lugar ideal para aprovechar largos tramos de aceleración: “Si hacían estas carreras cuando el acceso estaba roto, imaginate ahora que está arreglado” lamentó Roberto.
Pero el reclamo de los vecinos del lugar, no solo tiene que ver con ruidos molestos, sino también, con la falta de controles viales ante la imprudencia de la mayoría de los conductores. En este sentido, Roberto dijo que: “Aca ya se formó una rotonda, de tantas personas que giran en U, cuando eso está prohibido” -.
Es por eso que pide ayuda a las autoridades: “Por favor, a las personas que puedan hacer algo, que nos den una solución” pidió, destacando que se necesitan medidas de seguridad en el lugar, como lomas de burro, porque en época de clases son muchos los chicos que transitan a los costados del camino, o son transportados por sus padres de manera irresponsable, viajando de a 4 o 5 personas por moto.