En la mañana de hoy recibimos en nuestros estudios la visita de un vecino mayor, indignado y entristecido por haber sufrido un robo a su vivienda.

El Domicilio está ubicado en calle Italia, próximo a la Esc. Simón de Iriondo, y fue ultrajado el miércoles por la noche, mientras su dueño, Noriega, se encontraba de viaje. Al regresar, se encontró con la triste noticia: “Mi hija me dijo: Sentate papi, te voy a contar….te robaron”.

Según se pudo observar, los ladrones pudieron realizar el robo tomándose el tiempo necesario para revisar toda la casa, y se llevaron prácticamente todo: Cocina, heladera, mesa, sillas, sillón, cacerolas, mercadería y la radio, entre otras cosas.

“Me robaron todo!, no me dejaron nada!” expresó Noriega, quién rompió en llanto al recordar el drama que está viviendo, y notoriamente indignado por el hecho sufrido, sin ningún tipo de miramientos, agregó: “Estoy muy dolido, hasta me llevaron un arma que tenía, pero voy a volver a comprar otro, y si veo a alguien entrando a mi casa lo mato”.