Este miércoles fue un día de intensa actividad para los Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad.
En horas de la tarde, recibieron el llamado de vecinos que informaron sobre una quema de pastizales que se había escapado de control. El foco de incendio se originó en un lote de zona norte, próximo al ferrocarril, poniendo en peligro a los habitantes de una vivienda lindera.
Pero esto no sería todo, ya que durante la noche llegaría un segundo llamado, debido a un incendio de un automóvil, ubicado sobre Ruta 11 a metros del ingreso a la localidad de Arocena. No hubo que lamentar víctimas, y el fuego fue sofocado rápidamente.
Sin embargo una vez terminado el trabajo, la dotación debió retornar al foco de incendio del lote en el que habían trabajado durante la tarde, porque algunas brasas reavivaron el fuego.
A propósito de esto, Luis Batista, Sub Jefe del cuerpo de Bomberos, opinó que es necesario que se realice una ordenanza para impedir la quema de pastizales, o algún tipo de control sobre estas actividades, que muchas veces se escapan de control y requieren del trabajo de Bomberos.