Una multitud de personas se agrupó en Plaza Urquiza cerca de las 20hs para reclamar por una agilización en las obras que presentan una lentitud alarmante.
Se cumple un nuevo aniversario de la inundación del 2007, y los vecinos afectados por el triste suceso se auto-convocaron para pedir por la terminación de las obras necesarias que eviten un nuevo desastre.
“Tito”, uno de los vecinos que se acercó a la plaza, manifestó: “El abandono que nos hicieron sentir los políticos es indignante, porque la obra se pensó en 4 etapas y solamente se cumplió 1 etapa de construcción en 11 años”.
Isabel, otra de las vecinas presentes, responsabilizó a los políticos por la falta de interés en el tema: “Todavía no se ocuparon, me dijeron muchas veces que lo iban a hacer y nunca vinieron, lo que tienen que hacer es limpiar los zanjones de la ruta, y en 11 años todavía no hicieron nada”.
Alejandra, vecina de Barrio Santo Tomé, prefirió dejar las críticas sobre el pasado, y pensar en los próximos pasos a seguir: “Yo apunto al futuro, para ver que van a hacer, porque ya presentamos papeles y conseguimos el puente, también se consiguió el macro desagüe y ahora queremos pensar en el futuro, para ver cómo podemos seguir con las obras”.
El Concejal Palermo se hizo presente, y en diálogo con nuestro medio, expresó que “La solución a este tema es una deuda que tiene pendiente la ciudad. Siempre estuve interesado en este tema y por eso mantengo reuniones con el Poder Ejecutivo Provincial para lograr la concreción de las obras”. A propósito de esto, informó que: “El gobernador nos visitó este año, y sabemos que la obra se va a realizar, en su momento tuvimos un encuentro con la Diputada Victoria Tejeda que nos confirmó las etapas. Falta limpiar la zona urbana y queda pendiente el trabajo sobre el macro desagüe”.
En un momento de tensión, una de las vecinas expresó: “Quisieron comprar mi voluntad cuando paso lo de la inundación” a lo que Sergio Palermo respondió que “se brindó asistencia a los damnificados pero hubo muchas avivadas”.
Los ciudadanos congregados en Plaza Urquiza, mostraron su clara indignación, como en el caso del Dr.Clausen quien expresó que “lamentablemente 11 años después, seguimos con el peligro latente de que vuelva a suceder, y nada ha cambiado para los barrios de Coronda”, culpabilizando además, de manera directa, a quienes considera que fueron los culpables: “Carlos Reutemann y Jorge Obeid son los responsables directos de que Coronda se haya inundado” expresó, sin pelos en la lengua. También agradeció la presencia de los 2 únicos concejales que se acercaron a la Plaza: Sergio Palermo y María Alejandra Berberich.
Se cumplen 11 años de la trágica inundación que todavía mantiene preocupados a todos los damnificados que ven cómo pasa el tiempo sin obras concretas, pero que los encuentra unidos para mantener sus reclamos.