En el día de ayer hubo una modificación en los valores de los combustibles, con un aumento de entre 2,5% a 6%, dependiendo la zona geográfica del país.
Alberto Boz, Titular de la cámara de expendedores de combustibles de Santa Fe, y propietario de la Estación de Servicio “Shell Rio Coronda” de nuestra ciudad, explicó que este aumento se da luego de la evaluación de diferentes variables como el aumento del precio del barril de crudo, el aumento del tipo de cambio, como así también el aumento de costos de químicos usados para cortar el biodiesel y la nafta, que por ley en nuestro país se realiza mediante alcohol.
Como resultado de estas variables, hubo un aumento en el precio de las naftas, y un poco menos en el gasoil.
Alberto explicó que los cambios en los precios podrían ser diarios, pero las diferentes petroleras trabajan en conjunto para mantener un precio promedio en el país, para no perder clientes y mantener una posición en el mercado.
“Hace tiempo que no hablamos de faltantes, porque se vende a nivel internacional,y se está extrayendo más petróleo, logrando autoabastecimiento, y si no hay disponible, se importa porque es mas facil, antes teniamos un barril criollo y un barril externo, y como el interno era mas barato nadie compraba para abastecerse” – explicó Boz.
Durante el fin de semana largo por feriados, las petroleras de todo el país no tuvieron descanso, y prepararon su provisión para hacer frente a la demanda, peleando por no perder mercado y abastecer a los turistas.
Consultado sobre los casos de inseguridad en las diferentes estaciones de servicio del país, Alberto explicó que se habló con la policía para aumentar la frecuencia de patrullaje, y se aumentó el uso de cobro con tarjetas de crédito para asegurar a los playeros y clientes.