Un empleado ferroviario de la ciudad, con 10 años de antigüedad, fue despedido sin causa, y sin alternativas, se encadenó en las vías de la Estación para hacer escuchar su reclamo.

Sergio comenzó sus trabajos en una Cooperativa de la Unión Ferroviaria, y luego pasó a dependencia de Belgrano Cargas, que pertenece al Estado Nacional. En ese momento, trabajando en una cuadrilla de “Vías y Obras”, tuvo un accidente que lo dejó con síntomas epilépticos.

Padeciendo la enfermedad, y bajo tratamiento, siguió trabajando en la Estación local, realizando tareas en “la zorra” durante 4 años. Pero en el mes de febrero recibió un telegrama de despido, sin ningún motivo aparente.

Sergió manifestó que le “hicieron una cama”: “Un compañero que yo quise mucho me traicionó, y me hicieron una cama, por eso me quieren despedir” expresó.

El joven ferroviario se dirigió a Buenos Aires para encontrar una respuesta en su Sindicato (Unión Ferroviaria) que no pudo brindarle una respuesta satisfactoria. “Me dijeron que no había solución, que ahora el Gobierno se está poniendo duro y no hay vuelta atrás, que la gente de tarea liviana la están sacando” manifestó Sergio, visiblemente desesperado, encadenado a las vías de la Estación local.

Actualmente el joven ferroviario se encuentra en tratamiento por epilepsia, y a cargo de una familia con 2 hijos, uno de 6 años y otro de 9 años. Su situación es desesperante, no solo debe afrontar los gastos de sus hijos y esposa, sino también, el costo de las tarifas de servicios y diferentes créditos personales. Por eso, su situación es desesperante: “No sé qué hacer, por eso me encandené”.

En estos momentos, Sergio se encuentra sentado en las vías, maniatado. Desde las autoridades de la Estación, se informó que se informó de la situación a los superiores. Y se aguarda por una respuesta en las próximas horas.