Con la llegada de las nuevas boletas de agua, la situación se repite: Los vecinos se indignan ante el elevado costo que tienen que pagar.
Alejandra, vecina de zona centro, se mostró indignada al dialogar con nuestro móvil y explicarnos su situación. Ella pagó en Diciembre $440, pero en Enero le llegó una boleta de $1510, y en Febrero el costo fue aún mayor: $2033.

“A la factura de Diciembre la pagué, pero a las de Enero y Febrero no porque no puedo” dijo Alejandra, quien además informó que según lo que le dijeron trabajadores de COSERCO, “la factura del mes de Marzo es todavía más cara, cerca de $2800”.

Alejandra creyó que el medidor tenía un problema, y por este motivo se dirigió a COSERCO, donde lo analizaron y le informaron que funcionaba correctamente: “Me dijeron que estas boletas las tengo que pagar porque no hay una perdida ni un error de medición” -expresó, e informó que en la próxima semana se dirigirá a la Defensoría del Pueblo para emitir su queja y obtener alguna respuesta favorable al respecto.

“Este verano no tuve pileta, y me llegó esta cantidad, que no puedo pagar y creo que me van a cortar el servicio” dijo Alejandra, preocupada por no poder hacer frente a estos gastos.

La Cooperativa sigue con su postura de no respetar la ordenanza del Concejo Deliberante, manteniendo en vigencia la resolución 1580/17 del ENRESS, el Ejecutivo y el Concejo han dicho que han agotado todas las instancias legales, pero esto, a la gente no le sirve para nada, creemos entonces que es hora de tomar fuertes decisiones políticas, porque para eso fueron votados y parece que todavía no se han enterado.