Candela, la joven de nuestra ciudad que presenta un cuadro de epilepsia refractaria, necesita cambiar el estimulador vagal que utiliza para disminuir las convulsiones. El aparato que necesita cambiar es demasiado costoso y Verónica, su madre, se encuentra en la espera de que le firmen el último documento que se necesita para hacer el pedido correspondiente.

“El Jueves pasado nos presentamos en Buenos Aires, al control del estimulador vagal que hace el técnico y nos encontramos con que la batería está en rojo, a punto de acabarse, con una duración aparente de entre 1 a 3 meses” manifestó Verónica.

El aparato para la estimulación vagal consiste en un generador programable de un tamaño parecido al de un marcapasos cardiaco y que se sitúa, al igual que los marcapasos, en la pared torácica.

El tiempo de duración del estimulador, que se le implantó a Candela en 2014, es de entre 6 y 10 años, pero varía según los casos. La joven corondina presenta convulsiones que requieren de una mayor cantidad de electricidad, disminuyendo la vida útil del aparato, que sólo duró 3 años y medio.

Los profesionales le pidieron a Verónica, madre de Candela, un aparato de estimulación vagal de último modelo, pero es muy costoso. Los modelos anteriores tienen un valor de 28.000 dólares.

La estimulación eléctrica del nervio vago (ENV) es un procedimiento que ha demostrado su eficacia en la disminución de la frecuencia y severidad de las crisis en pacientes con Epilepsia de difícil control.

Como contrapartida a esta angustiosa situación, en la jornada de ayer, recibió la buena noticia de parte del Intendente Municipal, quién se encontró con ella para hacerle entrega de las llaves de una vivienda por la que vienen luchando desde hace años, y que, a partir de ahora, quedará en forma definitiva para su familia.

“No podía creer cuando me dieron la noticia de que voy a tener una vivienda para mis hijos, eso me da mucha alegría y mucha tranquilidad en ese aspecto. Ya tengo la llave para poder ir a verla y ponerla en condiciones para poder ocuparla” manifestó Verónica.