Dialogamos con el abogado de la familia Arri: Dr.Raúl Berisso, que nos informó sobre el estado de la causa, y las novedades en cuanto al fallo del juez Bruno Netri que negó la apelación de la defensa y consideró que los detenidos deben seguir con prisión preventiva.

Un juez consideró que el deceso de Emiliano Arri, que en el boliche de Gálvez, fue interceptado por los encargados de la seguridad y murió a raíz de asfixia, no fue culposo ni preterintencional, sino que se enmarca en una causa de privación de la libertad. Y por el momento, dispuso que continúen en prisión preventiva.

El episodio ocurrió en la madrugada del 24 de septiembre del 2017, cerca de las 4, en el boliche “On Club” de la ciudad de Gálvez, y tuvo como víctima a Emiliano Arri, de 39 años, quien falleció por asfixia como consecuencia de una llave realizada en la zona del cuello.

El caso quedó sin ninguna persona detenida en ese entonces, pero tres meses después, luego de que la autopsia reveló que la causa de muerte fue la asfixia, el fiscal del caso, Jorge Nessier, ordenó la detención de los involucrados, que en un principio fueron cuatro. Aquel cuarteto fue llevado a audiencia de prisión preventiva el 12 de diciembre del año pasado y fue la jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Susana Luna, quien ordenó que permanezcan detenidos.

En tanto, la magistrada sugirió al fiscal que investigue la responsabilidad de un agente policial que realizaba horas extras en el boliche y que también tuvo intervención en el hecho. El mismo quedó detenido cinco días después. Aquel dictamen fue apelado por las defensas de los imputados, Alejandro Otte, Hilda Knaeblein y Claudio Torres Del Sel, el pasado 17 de abril y se solicitó la libertad.

El último viernes, el juez camarista Bruno Netri resolvió que los cinco imputados continúen detenidos bajo la medida cautelar de prisión preventiva.

“Salió la resolución porque la defensa de los detenidos apelo la resolución en primera instancia, considerando que el hecho era menor, para revocar la resolución y conseguir la libertad de los detenidos, pero la cámara confirmó la resolución en su totalidad, por eso hasta la fecha de juicio, los imputados van a seguir en calidad de detenidos con prisión preventiva” explicó el Dr.Berisso.

Si bien el fallo del juez Netri avaló lo resuelto por la jueza Luna en primera instancia, el dictamen contempló nuevas aristas en torno a cómo se produjo el homicidio de Arri. Para el camarista, la conducta de los acusados no se encuadró en la figura penal de homicidio culposo ni de preterintencional sino que se ajustó a que el homicidio devino de la privación de la libertad que sufrió luego de ser abordado en la zona de baños y trasladado hacia un apartado lindero a los guardarropas, adonde quedó filmado.

“No hubo un cambio en la caratula, sigue siendo: “homicidio simple doloso”, pero un juez camarista consideró que el hecho se puede encuadrar además en “privación de libertad” manifestó Raúl, quién además, adelantó que se encuentra trabajando en las implicancias que en el hecho tuvieron diferentes actores como el municipio o privados, ante posible incumplimiento de contratos y normas