La iniciativa busca prevenir el alcohol al volante a la salida de los boliches. Habrá premios para aquellos que cumplan y no tomen bebidas alcohólicas. Ya adhirieron 30 localidades al programa provincial, pero la ciudad de Santa Fe no participa.

El alcohol es una de las principales causas de accidentes viales en el país, y en muchos casos los jóvenes son protagonistas, sobre todo cuando salen de los boliches bailables. Para tratar esta problemática, el gobierno provincial presentó la segunda edición del programa Conductor Designado.

“Buscamos concientizar y promocionar, a través de distintas actividades lúdicas, el riesgo que implica el alcohol al volante”, comentó Pablo Lamberto, secretario de Juventudes, en rueda de prensa.

Para llevar adelante la iniciativa se colocará una cinta identificatoria al joven que manifieste su intención de sumarse como conductor designado y de esta manera accederá al consumo de bebidas sin alcohol en forma gratuita.

“El programa no tiene ninguna medida represiva, sino una mirada para generar conciencia. A la salida del boliche se evalúa el estado del conductor designado y si no consumió alcohol se le da un premio, y si ingirió se le insta a que no conduzca a través del diálogo”, dijo Lamberto.

Al programa, que es impulsado por la Secretaría Provincial de Juventudes, el Ministerio de Seguridad y la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APVS), se adhirieron 30 localidades, entre municipios y comunas de distintos puntos de Santa Fe. Por el momento, la capital provincial no participa.

“El sector privado también hace su parte, ya que busca fomentar en los establecimientos nocturnos que los jóvenes que deciden conducir no ingieran alcohol”, señaló Fernando Peverengo, subsecretario de Coordinación en Políticas Preventivas del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, y agregó que es positivo el trabajo mancomunado entre los distintos estamentos, tanto público como privado.

Respecto a los registros de accidentes de tránsito, en los que el conductor está alcoholizado, Peverengo indicó: “Se vienen dando bajas muy importantes en cantidad de accidentes, y para nosotros la idea es seguir reforzando estos programas, ya que se dirigen a un público especial como son los jóvenes”.

Compromiso

“El que elige ser conductor designado no debe sentirse como el ‘gil’ del grupo de amigos, sino que es el héroe”, sostuvo Sebastián Kelman, director de Formación y Divulgación de la APVS.

Entre las actividades previstas, los impulsores de la iniciativa visitarán a los boliches con especialistas en seguridad vial y así analizarán el funcionamiento de la propuesta.

Kelman anticipó que junto al Gabinete Joven brindarán charlas en las escuelas para alumnos de cuarto, quinto y sexto año. “La idea es poder charlar en otro ámbito, de forma más reflexiva y tranquila, y así poder escuchar a los jóvenes y comentarles acerca de la problemática que contrae”, dijo.

Además, se realizará el Ingenia Vial, una etapa de presentación de proyectos que serán financiados por el gobierno provincial. “Cualquiera que tenga alguna idea para mejorar la seguridad vial en el público joven puede presentarla y contribuiremos para que la pueda llevar adelante”, adelantó Kelman.

Cada comuna y municipio recibió un kit, para que puedan promocionar y ejecutar el programa, compuesto por un alcoholímetro no homologado —es decir que no puede ser usado para labrar actas de alcoholemia—, remeras para el personal, imágenes para indicar la pertenencia de un local nocturno al programa, premios para los conductores, folletería sobre el programa e información de prevención.

El director también informó que el fin del programa no es “castigar”, sino concientizar. En el caso que la persona no haya cumplido con su compromiso de no ingerir alcohol, mediante el diálogo le piden que no se suba a conducir el vehículo.