Darío Ghislandi, Sub Jefe de la Unidad Regional XV, nos informó sobre nuevos operativos de seguridad llevados a cabo durante los días de visitas presidiarias, con motivo de los últimos hechos de violencia ocurridos entre bandas de narcotraficantes rosarinos.

Durante los miércoles, sábados y domingos, el servicio penitenciario efectuará tareas de patrullaje en las zonas cercanas a la cárcel, sumadas a los controles de vigilancia mediante cámaras de seguridad.

“Desde hace un mes a la fecha, se implementaron diversos operativos, por disposición del Ministerio de Seguridad, teniendo en cuenta los hechos graves ocurridos en Rosario, de ajuste de cuentas por parte de integrantes de bandas narcos” manifestó Ghislandi.

La cárcel local, aloja a varios presos que integraron bandas de narcotráfico, por eso, se realizarán tareas de vigilancia y patrullaje desde las 5:00hs, para poder asegurar la integridad de las visitas.

El Subjefe de Policía, comunicó sobre un la eficacia de estos operativos, al informar que “El domingo pasado, a las 5pm, con efectivo de monitoreo del servicio, logramos individualizar un automóvil que deambulaba por la zona de la cárcel, nos llamó la atención del personal y procedimos a la detención. En el interior había una pistola calibre 9mm portada por estos masculinos. No sabemos porque estaban armados, quizás podían ser “custodios” de un interno”.

Según Darío, muchas personas que vienen a visitar a los internos que integraban bandas narcos, se acercan armados, para defenderse en caso de una guerra entre bandos.

Además, informó que estas tareas resultaron eficaces durante el mes de febrero, cuando se detuvo a 4 masculinos con una pistola 9mm.