A una semana de un hecho delictivo ocurrido en la ciudad, donde delincuentes ingresaron a una casa ubicada en calle Mitre y Boulevard Oroño, no hay ningún dato certero de quién pudo haber sido.

Como si esto fuera poco, Inés, la propietaria del domicilio violentado, denunció en nuestro medio que un vecino le pidió plata para brindarle información acerca de los delincuentes.

El robo ocurrió el pasado 30 de abril, en horas de la madrugada, mientras la propietaria se encontraba trabajando.

Los delincuentes se llevaron un televisor 49 pulgadas, una computadora, una plancha y dinero en efectivo, y al parecer, retiraron todas las cosas por la ventana.

“La policía no respondió de la manera en que yo esperaba” dijo Inés, que criticó el comando de la Comisaría I, que considera “no ayudó como debía”.
Sin embargo, destaco que recibió un buen trato “en las oficinas de la DPI”, donde “actuaron muy bien, se movieron mucho para investigar y se mostraron interesados, aunque todavía no sepa quiénes fueron” manifestó la vecina.

“No voy a parar hasta encontrar a la persona que haya entrado a mi casa” dijo Inés, sin darse por vencida en la investigación que la mantiene en vilo.