En la tarde de ayer, una niña de 3 años, residente de barrio La Cuarta, fue mordida por un perro y debió ser trasladada al Samco local.

Dialogamos con María, madre de la joven, que ante la sensación de impotencia, realizó un descargo en las redes sociales, cuestionando a la vecina dueña del perro, por tenerlo libre, sin bozal o correa, como indica la ley.

Luna, la chica mordida, recibió atención médica y medicación, sin complicaciones importantes-
“Pasó la noche sin fiebre y eso era lo más importante, ahora solo tienen que cicatrizar las heridas” dijo la madre, quien explicó que “Somos varios vecinos que pasamos por la misma situación en el barrio. El mismo perro ya mordió a unos cuantos, lastimándoos o haciéndolos caer de la bicicleta”.

En la institución hospitalaria, el médico de guardia pidió a María realizar la denuncia, quién se negó: “No hice la denuncia porque siempre terminan molestando más al que se queja que al denunciado” nos manifestó María.

Sin embargo, es fundamental en estos casos, la denuncia policial del hecho sucedido.
Como lo informó el Médico Veterinario Edmundo Claussen, en diálogo con nuestro medio:
“Cometió un error la vecina, que no hizo la denuncia. Es una obligacion hacer la denuncia, porque si un perro muerde o lastima: puede catalogarse como lesiones leves o lesiones graves, y tiene que exigir al dueño del perro un control que se llama “control de perro mordedor” informó el profesional.

El registro del “Perro mordedor” sirve para someter al animal denunciado a un estricto control de estudios médicos que garanticen su buena salud, debido a que el canino puede transmitir enfermedades como la rabia o el tétanos.

“En la saliva del perro hay muchos virus y bacterias, y si el sujeto mordido no tiene la vacunación adecuada, puede sufrir enfermedades, como el tétanos” informó Edmundo.

La rabia es otra de las enfermedades que puede transmitirse por la mordida de un animal.
“La vacuna antirrábica se debe colocar todos los años, y no se están llevando a cabo las tareas necesarias para erradicarlas. Además, pueden solicitarse las vacunas al Gobierno Provincial, y debe ser materia de Política Pública, pero se le da poca importancia. También debería ser cuestión de educación, informando en las escuelas la necesidad de mantener a todos nuestros animales vacunados”.

La mordida en la pierna de la niña.