Una vecina de Barrio Mitre denunció que, en la madrugada del miércoles, su perro se escapó y alguien le propinó una golpiza brutal que necesitó de intervención médico-veterinaria.  

El animal pertenece a la raza Pit Bull, y fue encontrado por la Policía, que alertó a sus dueños a las 4 de la mañana.

“A la madrugada se escapó, y no lo escuchamos. Vino la Policía y nos avisó que se había escapado. Mi hijo lo fue a buscar y al llegar a la comisaría, le dijeron que se hiciera cargo del animal” manifestó la vecina.

El perro sufrió numerosas heridas, producto de una fuerte golpiza: “Estaba todo herido y sangrando. Nos pusimos a llorar y pensamos que se iba a morir. Llamé al veterinario, y por suerte pudo hacerle todas las crujías necesarias, porque tenía heridas internas muy profundas, se le veían los huesos”.

El veterinario prometió hacer todo lo posible, aunque el pronóstico era delicado: “Pensamos que se iba a morir y el médico me dijo que tenía heridas graves”.

Finalmente, se confirmó que el perro se encuentra evolucionando favorablemente, cumpliendo con una internación necesaria.

“Las heridas fueron con un machete, o con un cuchillo” manifestó la vecina, que sigue sorprendida por la situación que le tocó vivir.

“Agradezco el apoyo que recibí de todos” concluyó su relato, en diálogo con nuestro medio.