Finalizó la sesión preparatoria del día de hoy, que dejó 2 importantes temas para tratar en la próxima sesión ordinaria del jueves: Regulación de la actividad pesquera, y la modificación de la Ordenanza 301 que permite al Ejecutivo actuar en caso de asentamientos ilegales.

Por un lado, se trató un despacho de comisión de producción, sobre un proyecto de ordenanza que busca regularizar la venta de pescados sobre la zona costera:
“La idea es formalizar la actividad y darle otra mirada, una nueva imagen al paseo costero. Planteamos que los cambios deben hacerse de a poco para cambiarle la estetica a estos lugares” explicó Claudio Mineto, Presidente del Concejo Deliberante.

El proyecto busca la construcción de garitas en la zona sur, que servirán de puntos de venta de pescados para 8 pescadores que realizan esta actividad sobre la zona costera:
“Cada vez que presentamos un proyecto tenemos la idea de consensuarlo con todas las partes. Hablamos con gente de obras públicas, porque es la que va a tener que hacer los trabajos. También hablamos con los pescadores, que no son muchos”.

El objetivo del proyecto es claro: “Queremos mejorar las condiciones en las que trabajan los pescadores y tambien la estética del lugar para todos los que circulen”.

Otro tema tratado durante la sesión de hoy, es la situación de asentamientos ilegales que se producen sobre las zonas próximas a la vía. En el día de ayer, vecinos de Barrio Basualdo denunciaron asentamientos irregulares, y la polémica no tardó en llegar.
“En base a los últimos reclamos, de asentamientos de personas que vienen de otra localidad, que se asientan en lugares donde no corresponde, dentro del territorio de nuestra ciudad, sabemos que existe la “Ordenanza 301″ sobre asentamientos ilegales, y la idea es modificarla” explicó Minetto.

Dicha ordenanza tiene límites de acción limitados, con un radio de cuadras que quedó en el tiempo. Ahora, los Concejales buscan modificar el radio de acción, ampliándolo, para darle una herramienta al Ejecutivo, que será en encargado de impedir este tipo de asentamientos.
En este sentido, Minetto explicó que los actuales límites van “Desde Reconquista hasta Lamberto Lafuente, la idea es ampliar desde Barrio Basualdo hacia el sur”.

Consultado sobre las posibles acciones a implementar, Minetto explicó que: “Lo unico que pueden hacer es invitarlos a que desalojen el lugar. Pero los terrenos son propiedad del ferrocarril, perteneciente al Gobierno Nacional, por eso en caso de negarse, entrarían en juego fuerzas nacionales. Lo ideal es impedir que se produzcan estos asentamientos, porque una vez que la familia se instala, es muy dificil sacarlos del lugar”.

Los actuales asentamientos irregulares se encuentran por fuera del radio contemplado en la Ordenanza 301 que permitiría desalojar a los intrusos, por eso el Concejo modificará dicha ordenanza en la sesión ordinaria del próximo jueves.


Claudio Julian Minetto