Dialogamos con Juan Marcelo, un vecino cansado del lamentable estado del zanjón de Cortada Arocena, entre 25 de Mayo y 9 de Julio.

“Estamos a 40 metros del galpón municipal pero acá esta lleno de ramas, pasto, y la basura trae ratones, yo tengo chicos que juegan por aca y es cualquier cosa” manifestó el vecino.

El lugar también es un posible escondite de ladrones: “Con este pasto que hay aca se pueden esconder los ladrones, vienen y pueden robar tranquilos”.

El enojo de Juan Marcelo, se debe a la proximidad del galpón municipal: “Acá pasan los jefes todo el día, pero no ven la mugre que hay, cuando van a hacer algo?” se lamentó.

El lugar se tira al abandono, y las tareas de limpieza no se llevan a cabo como corresponde: “Por este lugar, la poda municipal no se hace nunca” concluyó.