Continúa la búsqueda de la esposa de Naón

Mañana se cumplirá el quinto año de la desaparición de Griselda Elena Núñez, esposa del intendente de Coronda Juan Carlos Naón, de la cual no se registran muestras de vida desde entonces.

El mes pasado un hermano de la mujer se reunió con el juez del caso, Jorge Patrizi, para solicitarle que vuelva a difundir la fotografía, reiterando el pedido de paradero, con la intención de que al fin y al cabo alguien aporte algún dato nuevo.

El parte con la solicitud de paradero se irradió a la Unidad Regional XV y a todas las unidades regionales de la provincia, así como a las comisarías y seccionales del resto del país para intensificar la búsqueda.

Una carta

La versión que se difundió desde el comienzo de la investigación, no ha variado ni un ápice a pesar del paso del tiempo. La mujer de 62 años se fue de su casa de calle López y Planes al 1400, el 15 de diciembre de 2006.

Su partida quedó registrada pasadas las seis de la mañana, cuando otro miembro de la familia se encontró con una breve carta de su puño y letra que decía: “No me busquen, pónganme en tierra”.

El mensaje, claro y tremendo, hizo que todo el personal de la Unidad Regional XV del departamento San Jerónimo, con colaboración de buzos y bomberos de la policía capitalina, emprendieran una denodada búsqueda en campos, caminos, ríos y ciudades de la provincia.
El intendente Naón se entrevistó en aquel momento con el jefe de la policía corondina, Rubén Arias, quien comandó personalmente los rastrillajes en los alrededores de la ciudad y también en aguas del río Coronda.

Con el auto

No sólo buscaban a una mujer “delgada, de 1.60 m. de estatura, con cabellos rubios largos hasta los hombros, ojos claros y piel blanca”, según la descripción de aquel momento; sino que además se registró un pedido de secuestro de un automóvil Fiat Uno azul patente ABJ-896.

Núñez salió de su casa con lo puesto y en el coche particular de la familia, que tampoco se sabe dónde fue a parar.

El 26 de febrero de 2007 la denuncia por la desaparición derivó en la apertura de un expediente “sobre averiguación de paradero”, en el juzgado de Instrucción Octava, que hasta la fecha no ha logrado resultados positivos a pesar de las innumerables medidas de búsqueda ordenadas.

En Santa Fe y Chaco

Se llegó a buscarla en aguas de la Laguna Setúbal, a partir de la declaración de una persona que aseguró haberla visto en la zona de la Costanera. También se investigaron los dichos de un periodista de Coronda, que dijo haber establecido una comunicación telefónica en la que le dijeron que posiblemente estaba en el Chaco. Pero luego se descartó como válida esa pista ya que no habría existido la mencionada comunicación.

Cinco años después, el motivo más claro sobre la desaparición sigue siendo su intención manifiesta de quitarse la vida. La cercanía con la fecha del fallecimiento de uno de sus hijos en un accidente de tránsito sumía a la mujer de 62 años en un profundo estado depresivo, al que habría puesto coto quitándose la vida. Pero la incertidumbre pesa sobre sus seres queridos, que aún hoy tienen la esperanza de que Griselda Núñez pueda estar en alguna parte y con vida.

 

Fuente: www.ellitoral.com

También te podría gustar...