Caso Rigalli (Parte I)

En los últimos días, se conoció que la docente Gabriela Rigalli, a
través del decreto Nº 0388 del gobierno provincial, fue cesanteada por
5 años.
El caso se remonta al año 2009, cuando el Ministerio de Educación
resolvió iniciar un sumario administrativo contra Rigalli y dejar sin
efecto el trabajo de inclusión que se estaba realizando en la Escuela
N° 6.035, donde se desempeñaba como directora interina, lo que terminó
asimismo con el proceso de escolaridad en el que participaba Dante
Félcaro, un niño con necesidades educativas especiales. En 2010,
mediante fallo judicial, Dante fue reincorporado al sistema educativo,
y su mamá, María Cristina Enciso, nos escribe hoy sobre la actual
situación de la docente:

Carta del Lector
“Toda la felicidad que conseguimos sentir la familia de Dante por su
reincorporación en el Sistema Educativo, hoy pierde brillo por la
noticia de la destitución por 5 años sin goce de sueldo a Gabriela
Rigalli.
Nos preguntamos: ¿Qué delito cometió? Ya que, tanto nosotros, familia
de Dante, como profesionales que trabajaron con él, sólo observamos
beneficios y progresos.
Es triste descubrir que si se piensa de manera diferente a lo que
dictamina el Sistema, se obtienen castigos. Entonces nos preguntamos…
¿seguimos en una represión oculta?
ES PARADOJICO QUE LUEGO DE UN FALLO JUDICIAL DONDE EFECTIVIZA LA
INCLUSION DE DANTE EN LA ESCUELA COMUN, EL SISTEMA EDUCATIVO DEJE
FUERA DE ESTE A LA PERSONA QUE AYUDO PARA QUE ESTO FUERA POSIBLE.
El sistema demostró intolerancia, inflexibilidad, con conceptos
narcisistas hacia el accionar de Gabriela por tener actitudes humanas
más allá de las exigencias de los reglamentos del sistema.
Quitan del Sistema a un ser humano admirable, ejemplo en su rol de
docente, TANTO POR SUpotencial intelectual, COMO POR SU COMPROMISO
LABORAL; CREATIVA COMO POCOS;querida por la mayoría de esta sociedad.
Sin medir el daño y quiebre que provocan en Gabriela, muestran
crueldad, indiferencia y desidia, YA QUE PODRIAN OPTIMIZAR SUS TIEMPOS
en conocerla y escucharla.
PERCIBIMOS que la ponen como ejemplo, son crueles, mienten,
tergiversan información para confundir a nuestra sociedad, buscan
armar conflictos entre las opiniones sociales, coartan a otros
docentes que íntimamente quizás proyectaban realizar algún trabajo
similar a lo que realizaba Gabriela.
Sentimos gran dolor y bronca, anula las esperanzas y expectativas de
docentes QUE LUCHAN POR UN SISTEMA MAS INCLUSIVO y padres QUE BATALLAN
DIA A DIA BUSCANDO OPTIMIZAR LA APTITUD DE VIDA DE SUS HIJOS.
El resultado de todo esto nos lleva a pensar en el gran poeta García
Lorca, gran luchador en contra de las injusticias sociales y maltratos
de las personas”.

María Cristina Enciso
DNI Nº 13.245.327

 

Ver Parte II

También te podría gustar...