El caso Regis, a la Justicia (todos los detalles)

El abogado del docente Juan Carlos Regis, que fue dejado cesante por el Ministerio de Educación, presentó una denuncia por «abuso de autoridad» contra el gobernador, la ministra de Educación y la secretaria del área. Se suma al reclamo legislativo.

 

La exoneración del director de la Escuela de Educación Técnica Nº 612 de Coronda, Juan Carlos Regis, podría convertirse en un caso emblemático en la provincia. El Senado ya creó una comisión investigadora que deberá pronunciarse en 90 días ante la sospecha de que el despido del docente podría enmascarar una «discriminación política». Y ahora, el propio Regis recurrió a los Tribunales santafesinos, donde presentó una denuncia penal contra el gobernador Antonio Bonfatti, la ministra de Educación, Letizia Mengarelli y la secretaria de Educación, Rosa Retana, para que se investigue un supuesto «abuso de autoridad». El argumento es el mismo que se esgrimió en la Legislatura: poner bajo la lupa una exoneración floja de papeles. «Es un acto de injusticia, contrario a la legislación vigente», sintetizó el abogado Juan Carlos Huber, que patrocina a Regis.

La denuncia fue presentada ante la fiscal en turno, Graciela Parma, para que «investigue la supuesta comisión del delito de abuso de autoridad, presumiblemente cometido por la secretaria de Educación, la ministra de Educación y el gobernador de la provincia, en razón de haber dictado la exoneración de Regis, que es contraria a la legislación vigente», dijo el abogado.

Huber interpuso también un recurso de revocatoria contra el decreto del Poder Ejecutivo que exoneró a Regis. La semana pasada cuando le preguntaron a Bonfatti sobre el tema, no recordó haberlo firmado. «La verdad es que firmo decenas y decenas de decretos, así que a veces no me detengo a verlos con puntillosidad», se disculpó el mandatario. El decreto en cuestión es el 0744 del 8 de marzo de 2012.

Según el doctor Huber, en el caso Regis se habría violado la ley 10.290 (Régimen de Disciplina para el Personal Docente). «Se cometieron gruesos errores en la investigación y posterior resolución del caso que derivó en la firma de ese decreto de Bonfatti que exoneró a Regis», dijo.

Regis se desempeñó como director de la escuela técnica de Coronda durante casi 30 años, hasta noviembre de 2010, cuando lo separaron del cargo por supuestas irregularidades. La intervención fue resistida por la mayoría de los docentes y alumnos. Pero fue el arranque de un sumario que ahora derivó en un despido «repleto de irregularidades», advirtió Huber. «No me sorprendió la exoneración porque era una medida que se quería tomar desde un principio, en noviembre de 2010. No sé si era algo premeditado, pero ya entonces tenían decidido apartar a Regis de la docencia, de eso no tengo dudas», aseguró.

Huber recordó que «el artículo 15 de la ley 10.290 dice que una propuesta de exoneración deberá resolver por unanimidad de los miembros de la Junta de Disciplina y la cesantía con las dos terceras partes de los presentes y en ambos casos, deberá contarse previamente con un dictamen legal». Sin embargo, en el caso de Regis, la decisión «no fue unánime». Los dos representantes del Ministerio de Educación votaron por la cesantía y los dos representantes del gremio Amsafé sólo por una suspensión de 90 días. Sin embargo, la ministra Mengarelli resolvió exonerarlo.

«Fue extraña la forma en que este caso se llevó adelante porque la Junta de Disciplina no logró reunir los votos necesarios para la exoneración».

Por eso, pidió «la revocatoria del decreto 0744/12», porque de lo contrario «si el gobernador no deja sin efecto la medida, lo tendrá que hacer la justicia para que se aplique verdaderamente la ley», dijo Huber. Y recordó que «el artículo 248 del Código Penal establece una sanción contra el funcionario que firmare o dictare resoluciones contrarias a la legislación vigente».

En la Junta de Disciplina, los delegados de Amsafé dijeron que la sanción que le correspondía a Regis era sólo una «suspensión» por 90 días. Y lo justificaron en «nueve» irregularidades detectadas en el sumario, que dejaron constancia en el acta:

*No se observa un adecuado seguimiento por parte de supervisores de la modalidad.

*El procedimiento de incautación de documentación de archivo llevado a cabo por el Ministerio de Educación resultó, por su forma, agraviante para la comunidad educativa y rechazada por la misma.

*El expediente se inicia con una nota supuestamente emitida por la Dirección Provincial de Educación Técnica que no está firmada ni sellada y con el único objetivo de iniciar un sumario administrativo sin plantearse ninguna etapa de mediación y/o seguimiento a efectos de encuadrar al señor Regis en los términos del artículo 6 del decreto 7249/50.

*A pesar de que en el sumario aparece involucrado personal administrativo no se extendió la investigación hacia ellos.

*La responsabilidad para el instructor del sumario recae absolutamente en el director de la escuela. El equipo directivo brilla por su ausencia.

*En su informe, el sumariante incorpora aseveraciones agraviantes que se orientan a devaluar la figura del director y en la redacción en los cargos, dichas disfuncionalidades no resultan imputadas.

*La caja Nº 2, con la prueba documental del cargo Nº 8, no fue remitida a la Junta de Disciplina.

*No se observa perjuicio económico para el Estado.

*No existen planteos que se orienten a irregularidades de índole pedagógica, es más, la institución funcionaba con niveles de aprendizajes significativos.

 

Fuente: Agenciafe/Rosario 12 |

También te podría gustar...