Una frutilla que pinta de otro color

En la pasada reunión de la Asociación de Productores Frutihortícolas de Coronda y zona, se trató con suma preocupación de los presentes la actualidad de esta producción enmarcada en una realidad de disposiciones gubernamentales tanto locales como extranjeras que no benefician para nada su comercialización.

El hecho puntual es que en E.E.U.U. se estarían poniendo trabas para la importación del rojo fruto, cosa que de concretarse la producción tucumana que es exportada se estaría volcando al mercado local incrementando notoriamente la oferta y por una lógica consecuencia los precios de venta en el mercado fresco serían mucho menores haciendo aún mucho más negativa la rentabilidad de la actividad.

Ante este panorama están pidiendo a gritos la mediación tanto del gobierno provincial como el nacional.

También te podría gustar...