25 de mayo, Día de la Patria

 

El espíritu patriota desde la juventud...

 

Al amanecer del día 25 de mayo de 1810, reducidos grupos se formaron en diversos lugares de la Plaza Mayor.

La mañana se presentaba fría y lluviosa . No se veía un alma en las calles de Buenos Aires y todas las puertas y ventanas estaban cerradas.Estos grupos llevaban brazaletes y cintas de color blanco y otros encarnados.
Obedecían a jóvenes entusiastas, apodados chisperos, a cuyo frente estaban Domingo French y Antonio Luis Beruti. Los frecuentes aguaceros obligaban a buscar refugio bajo las arcadas del Cabildo.
Los dirigentes del movimiento habían instalado su cuartel general en la casa de Azcuénaga, actualmente la esquina de Hipólito Yrigoyen y Defensa.
A las 8:00 se reunió el Cabildo sesionando a puertas cerradas y rechazó la renuncia de la Junta actual; más tarde entre contradicciones, corridas y debates, y ante un pueblo ansioso e inquieto, los jefes se despidieron, después de aconsejar la aceptación de la renuncia del virrey. Beruti presentó una exigencia de parte del pueblo, que pedía la designación de una Junta Gubernativa, y una expedición de 500 hombres al interior dentro del plazo de 15 días.
Ya hacia las 15:00 luego de haberse dispersado mucha gente, Leiva, los regidores y los delegados populares, salieron al balcón: «¿Dónde está el pueblo?» preguntó irónicamente, a lo cual la campana del Cabildo y el batido de los tambores por las calles y ante los cuarteles, apagaron el último conato de resistencia, dando así lectura el escribano del Cabildo al acta de nombramiento de la Junta Revolucionaria.
¡¡¡ Viva la Patria !!!

También te podría gustar...